El futuro de la industria aerocomercial ¿menos vuelos y más caro?

Autor: | Posteado en Actualidad Sin comentarios

aviones despegando borroso

Con la fusión de American Airlines y US Airways, son cuatro las aerolíneas que controlan casi el 85% del comercio aerocomercial en los EE.UU. Es muy factible que esto derive en tarifas mas altas, y menos alternativas de vuelos en el marco de una política globalizada donde el único perjudicado es el pasajero.

Hace mas de 20 años, en los Estados Unidos había diez compañías aéreas que ofrecían multiples beneficios al pasajero. Sin embargo, después de una lista de fracasos y fusiones solo permanecen cuatro aerolíneas para servir a todo el país: American, Delta, Southwest y United que controlan el 85% del comercio aéreo. Jet Blue y Air Alaska, son aerolíneas menores que con un 4% tienen una incidencia mínima. Entonces si investigamos como esta hoy la empresa aerocomercial, no logramos dejar de preguntarnos: ¿qué nos depara el futuro?

Antes de la desregulación del mercado, a fines de los setentas, lo significativo para una aerolínea era brindar un buen servicio y interés al cliente, tener más rutas que unieran ciudades, el tema de la rentabilidad era secundario. Eran épocas en las cuales viajar era exclusivamente para unos cuantos privilegiados, por los altos costos.

La desregulación, que comenzó en Estados Unidos se extendió a Europa, Japón y ultimamente le fueron siguiendo otros países. Con estas medidas se acababan las restricciones de rutas y la estructura tarifaria porque la idea era que el negocio se expandiera y diera rentabilidad.

Por otro lado la libertad de competencia hace que solo sobrevivan las mas fuertes. De ahí la necesidad de fusionarse. Estas alianzas significaron avances en los costes operativos para las compañías aéreas, ya que empezaron a colaborar gastos de aeropuertos y sus lounges especiales.

Las aerolíneas, que han pasado por vaivenes económicos, epidemias, continuos incrementos de combustible, ataques terroristas en estos años intentan transformarse en empresas que sean mas eficientes, brindar un servicio básico al usuario y a veces eso se ve reflejado en una interés que no es tan personalizada como lo era antes. La interés personalizada enfoca exclusivamente al pasajero premium (el que mas dinero gasta).

Por otro lado tácitamente es sabido que si a las aerolíneas les va bien todo será en perjuicio de los pasajeros, ya que aumentan continuamente sus tarifas y continúan reduciendo personal. Los pasajeros ya lo están viviendo de carne propia porque en definitiva, lo que se vive en la actualidad es el inicio de lo que será la aviación aerocomercial a futuro ¿Qué logramos permanecer como pasajeros?

  • Vuelos mas completos:

Un promedio del 83% de ocupación en cada vuelo, con una clase economy cada vez con menos espacio y butacas mas pequeñas.

  • Más conexiones:

Menos vuelos directos a destinos clave, habrá que conectar mas para llegar a destino.

  • Menos guerras de tarifas

De las enormes aerolíneas que en su instante bajaron tarifas, aquellas que sobrevivieron a las quiebras y fusiones ya no se preocupan por brindar demasiadas promociones puesto que la competencia es casi nula.

  • Menos pérdida de equipajes

Es el efecto inevitable de la campaña realizada por todas las aerolíneas para desalentar el despacho de maletas y que el pasajero viaje con un boldo de mano.

  • Tarifas personalizadas

Las aerolíneas están planeando a futuro tarifas a medida del pasajero. Para ello, se cree que tendrán camino a la data referente a los viajes del cliente, su estatus de viajero frecuente y toda lo imprescindible para brindarle tarifas especiales. Esto podría crear peligrar la transparencia de la competencia, puesto que estas tarifas no se podrían visualizar ni en la web(www) ni entrar a ellas por ningun medio. IATA (Asociación Internacional de Tráfico Aéreo), que apoya la iniciativa, manifiesta que el usuario obtendrá la oportunidad de comparar precios.

La era de regular la empresa aérea quedó en el pasado y ya no volverá. Pero los gobiernos podrían tratar de ejercer sus poderes vigilando para que haya igualdad de condiciones para las pequeñas aerolíneas de bajo coste, que son las que pueden al menos ejercer un mínimo de presión a las enormes fusionadas.


Nomadistas


También puedes revisar estas noticias relacionadas.

Agrega tu comentario