Los empleados de Lufthansa pararon abruptamente en París

Autor: | Posteado en Actualidad Sin comentarios

empleados de Lufthansa pararon bruscamente sus labores

Muchas veces sonó el dispositivo en el aeropuerto Charles de Gaulle. Ya que los empleados de Lufthansa pararon bruscamente haciendo una huelga encubierta, al declararse todos enfermos.

Hoy París no es una fiesta. Mucho menos para quienes tenían que volar desde su primordial aeropuerto a bordo de algún vuelo de la aerolínea alemana. Es que los empleados de Lufthansa pararon bruscamente sus labores lo cual causó la cancelación de vuelos y nuevas dificultades al transporte en una temporada de fin de año suficiente complicada.

Como las leyes de Francia obligan a los sindicatos a lanzar las huelgas con al menos 48 horas de anterioridad con el objeto de que las industrias tengan el tiempo y la capacidad de investigar sustitutos y neutralizar los efectos de la paralización de labores, los empleados la efectuaron de forma encubierta. Por eso, la huelga sorpresiva se inició cuando todos los empleados de Lufthansa en el aeropuerto Charles de Gaulle se reportaron enfermos y no había quien registrara a los pasajeros de 22 vuelos de venida y salida de la empresa, segun informó un funcionario de la superioridad aeroportuaria.

Esto se suma a los severos retrasos registrados el martes en el mismo aeropuerto causados por los poderosos vientos.

La inesperada medida surgió como protesta contra el plan de despidos masivos publicado por la empresa. Este paro informal, sin aviso previo, tiene como objetivo rechazar un proyecto de austeridad de la compañia que prevé disminuir 199 de los 262 puestos en Francia. Es decir, un 75 por ciento de las plazas.

La falta de empleados de la aerolínea dejó varados a cientos de pasajeros. Y las consecuencias de la medida atrajeron la interés de los directivos de la compañia que acudieron al aeropuerto y, segun el representante del sindicato UNSA, Frank Bonot, convencieron al personal para que regresara a sus puestos de trabajo.

Por su parte, Bonot confirmó que los sindicatos podrían efectuar la semana entrante una huelga formal si no obtienen en los próximos días una reunión con los directivos para charlar sobre el plan de despidos.

La compañia colocó agentes comerciales en los mostradores para orientar a los pasajeros afectados, cuya suma alcanza las 1.300 personas. Igualmente, en su pagina web(www) sugiere a los usuarios de la aerolínea que se pongan en contacto antes de acercarse hasta el aeropuerto.

Se espera que hoy un representante de Lufthansa arribe a París desde Frankfurt con el fin de administrar esta situación.

Bonot, confirmó que los trabajadores están cansados y deprimidos después del aviso de los despidos masivos, y que mas del 20 por ciento han debido ausentarse por baja médica.

Además, declaró su descontento al demostrar que en la época de navidad y fin de año, comúnmente solo once de cada 20 asalariados están en sus puestos, mientras que los dirigentes parten todos de vacaciones.

Por otra parte, la Unsa denunció la ausencia total de un diálogo de la compañia con los sindicatos sobre el contenido del plan de reducción extensiva de puestos laborales.

Y así se pasan las acusaciones: la compañia afirma que la competencia con las líneas de bajo coste y las dificultades económicas obligan a las aerolíneas a ser mas eficientes y los sindicatos aseguran que los ingresos de la compañia crecen y que por eso, la justificación es falsa.

Después de la huelga efectuada en noviembre último contra los planes de austeridad y el bloqueo del diálogo social, esta es la segunda medida realizada por los empleados de Lufthansa. Y podría no ser la última, ya que los sindicatos amenazan con efectuar otra, esta vez anunciada, la semana próxima.


Nomadistas


También puedes revisar estas noticias relacionadas.

Agrega tu comentario