Skylon, el avión hipersónico que podría revolucionar la aviacion

Autor: | Posteado en Actualidad Sin comentarios

Skylon hangar y avión

En un futuro, este aeroplano supersónico podría volar de Lóndres a Los Ángeles en menos de dos horas, viajando a cerca de 5800 km/h .

Para dimensionar lo que es el Skylon tenemos que imaginar un aeroplano del futuro, una nave que se comporta como un aeroplano en la atmósfera y como un cohete en el espacio, puesto que no necesitaría oxígeno para el funcionamiento de sus motores. Skylon, el aeroplano hipersónico, sería una especie de cohete-avión, que trasladaría pasajeros desde la Tierra a la estratosfera en tan solo 15 minutos y despegaría como cualquier otro avión, o sea, desde una pista convencional.

El gobierno británico aprobó un presupuesto inicial de 90 millones de dolares al Proyecto SABRE —Synergistic Air Breathing Rocket Engine— elaborado por la compañia “Reaction Engines Ltd.” para el desarrollo de un avión-cohete de alta velocidad, dotado con un revolucionario motor apto de acelerar hasta 19.000 millas por hora. Imaginemos solo por un instante los tiempos de vuelo entre:

  • Londres a Sydney: cuatro horas
  • Buenos Aires a San Francisco: dos horas y media
  • Beijing a Sao Paulo: cuatro horas

Como decíamos anteriormente, el layout se basa en un avión impulsado por hidrógeno que despegaría de una pista de aterrizaje y aceleraría a Mach 5.4 a 26 kilómetros usando el aire atmosférico antes de encender los motores para usar el oxígeno líquido de sus tanques de combustible internos para llevarlo a la órbita. Luego liberaría su carga útil, que podría pesar hasta 15 toneladas, y regresaría en la atmósfera.

Este es un automóvil no tripulado, sin embargo garantía para el transporte de individuos y la carga sería transportada en un contenedor de carga estándar o un compartimento de pasajeros.

El SABRE es un prototipo basado en el metodo Scramjet (estatorreactor de combustión supersónica) que básicamente, es una turbina supersónica que no se funciona de oxígeno para refrigerar el hidrógeno líquido que maneja como carburante. Gracias a este sistema, estos motores pueden volar en el espacio y sobrellevar la ausencia de aire.

La primordial prueba que hubo que suceder tiene que visualizar con la temperatura que logran los Scramjet: a rapidez hipersónica, el aire que entra viaja 25 veces mas veloz que un huracán de categoría cinco, con lo cual los metales se resienten y derriten a causa de la fricción y el calor. El SABRE superó la prueba de la temperatura con la integración de un sistema de enfriamiento aprobado por la ESA —European Space Agency—.

El CEO del área de propulsión de ESA, Mark Ford, detalló el procedimiento:

Con esta incorporación, el aire que entra a la turbina pasa a una temperatura menor a cero grados centígrados en una fracción de segundo. Estos tipos de enfriadores existen en el mundo, sin embargo se caracterizan por ser enormes. Lo bueno es que en Reaction Engines Ltd consiguieron un formato compacto y liviano de este mecanismo como para que entre en el SABRE.

El siguiente paso es alcanzar la integración del motor al Skylon para sacar una aeronave de 85 metros, con capacidad para 300 pasajeros, que despegue y aterrice como cualquier avión.

Esto significa una innovacion en el transporte de una magnitud sin precedentes, o tal vez tan significativo como las de los primeros jets. Una vez que se acceda al espacio, será solo el inicio de una nueva y maravillosa forma de viajar a cualquier parte del universo.

Probablemente Skylon podría ser la “competencia” para Virgin Galactic, que cobra unos 182.000 dolares por experimentar seis minutos de ingravidez durante uno de los vuelos espaciales suborbitales.

No olvidemos, que, a diferencia de Skylon, la nave espacial de Branson se lanza desde un avión, mientras que las Skylon despegan desde una pista en la tierra.


Nomadistas


También puedes revisar estas noticias relacionadas.

Agrega tu comentario